Ayuda para resolver las dudas más frecuentes
¿Necesitas ayuda?
Te llamamos

Las 10 cascadas más impresionantes de África

La naturaleza es capaz de crear paisajes increíblemente bellos e inigualables. Una de las maravillas naturales más fascinantes son las cascadas, que atraen a millones de personas de todo el mundo que recorren miles de kilómetros solamente para poder ver esas impresionantes caídas con un gran volumen de agua.

Aunque podemos encontrarlas en muchos países, hoy queremos hablar de las del continente africano. Además de una gran variedad de paisajes, riqueza cultural y monumentos únicos, África ofrece al visitante la posibilidad de sumergirse en parajes naturales vírgenes y descubrir impresionantes cascadas, cuya visión supone un espectáculo realmente único e inolvidable. Por esta razón, si estás pensando en viajar a África en tus próximas vacaciones, no debes dejar pasar la oportunidad de hacer una excursión a sus saltos de agua más impresionantes. A continuación, te traemos una lista con las cascadas de África más visitadas.

1. Cataratas Victoria

Se trata de la cascada más grande y singular del mundo. Tiene una anchura de 1’7 kilómetros, una altura de 108 metros y un caudal medio de un millón de litros por segundo. Ya a 40 kilómetros de distancia podemos apreciar las brumas que crean las cataratas Victoria al caer por un abismo de más de 100 metros de profundidad. Una poderosísima puesta en escena de la naturaleza, situada entre las fronteras de Zimbabue y Zambia.

Por su belleza y grandiosidad, las cataratas Victoria fueron declaradas Patrimonio Mundial por la UNESCO en 1989. Fueron bautizadas así en honor a la reina Victoria de Inglaterra por David Livingstone, que las descubrió en 1855. Pero son conocidas por los zambianos como “Mosi-oa-Tunya” (el humo que truena).

Pero además de deleitarte con la visión de este espectacular salto de agua, debes saber que en los alrededores es posible realizar safaris para observar una gran cantidad de animales salvajes viviendo en libertad o realizar raftings por sus rápidos.

cascadas de África

 

2. Cascadas de Ouzoud

Las Cascadas Ouzoud son las más grandes e impresionantes del Norte de África. Se encuentran situadas en Marruecos, a sólo 150 km de Marrakech, en la cordillera del Atlas. Suponen un espectáculo de incomparable belleza en cualquier época del año, sobre todo, durante la época de las lluvias. Su vegetación está compuesta por idílicos valles verdes, huertos, molinos y las fascinantes gargantas del río “El Abid”, que en árabe significa “los esclavos del río”.

Uno de sus mayores atractivos, además de la propia belleza del lugar, es la posibilidad de nadar en la base de estas cascadas de África, donde el agua a pesar de estar muy frío está muy limpia. Pero también el acceso a través de un camino de olivos, donde podemos ver a cientos de monos jugando al atardecer.

cascadas de África

 

3. Cascadas Kongou

Ubicadas en el Parque Nacional Ivindo, estas cataratas están consideradas como las más bellas del centro de África. Reciben el mismo nombre que el río que vertebra el parque. Componen un enorme complejo de saltos de agua de unas 3 millas de anchura al este de Gabón. A diferencia de otras cascadas de África, las Cataratas Kongou no presentan una pendiente abrupta, por lo que parecen toboganes de agua en medio de una densa selva casi inaccesible. Las caídas pueden alcanzar una altura de hasta 56 metros.

4. Cataratas del Nilo Azul

Las Cataratas del Nilo Azul son uno de los principales atractivos turísticos de Etiopía y uno de los saltos de agua más fascinantes del Norte de África. Se localizan en el curso alto del río Nilo Azul, a sólo 30 km de la ciudad de Bahir Dar. El Nilo Azul continúa su curso hasta Sudán, donde se une con el Nilo Blanco. Ambos desembocan en el gran Nilo.

Presentan una caída de 40 metros de altura. Dependiendo de la estación del año, podemos encontrarnos con un pequeño hilo de agua o con una gigantesca caída de hasta 400 metros de anchura, en la estación húmeda (entre junio y septiembre), capaz de ganarse el nombre de “agua y humo”, debido al vapor húmedo que sale de su potente caudal, enmarcado por un inmenso arco iris.

cascadas de África

 

5. Cataratas Tugela

Las Cataratas de Tugela, situadas en Sudáfrica, están consideradas como las segundas caídas más altas del mundo. Y es que sus cinco saltos de agua presentan una altura de nada menos que 950 metros. Forman parte del Parque Nacional de Royal Natal y nacen en las montañas del Dragón (“Drakensberg”), a partir del río que lleva el mismo nombre. En invierno, debido a las bajas temperaturas de la zona, podemos encontrarlas congeladas, formando impresionantes columnas de hielo, que hacen aún más bello y curioso este paisaje natural, lleno de vegetación y extensa biodiversidad de flora.

Para poder visitarlas, es necesario llegar hasta la cima de la montaña, pero no se trata de un camino complicado, ni requiere de un notable estado o resistencia física por parte del visitante.

6. Cataratas Epupa

Las Cataratas Epupa, que en idioma hrero significan “aguas que caen”, se encuentran ubicadas en la frontera entre Namibia y Angola, sobre el río Cunene. El río cuenta con medio kilómetro de anchura y cae por una serie de cascadas en un tramo de un kilometro y medio, siendo la altura de mayor caída de 37 metros. Aunque no son tan altas como otros saltos de agua del continente, suponen un espectáculo realmente único, entre la densa vegetación de la zona y los colores del arco iris que van formando las pequeñas gotas de humo que van cayendo.

Aunque es peligroso bañarse en el río porque está lleno de cocodrilos, existen unas pozas naturales justo antes de la gran cascada, en las que sumergirse supone una auténtica gozada. Para disfrutarlas de verdad, es recomendable pasar en la zona al menos dos días.

cascadas de África

 

7. Cataratas de Ruacana

Las Cataratas de Ruacana, potentes e impetuosas, se precipitan a más de 120 metros de altura y presentan una anchura de 700 metros en época de lluvias. Se localizan en una de las zonas más salvajes del continente, entre Namibia y Angola. Están formadas por un conjunto de cascadas y rápidos en el río Cunene, cerca del pueblo de Ruacana. Una de las cascadas de África más grande tanto por anchura como por caudal. Un lugar único cuya belleza y majestuosidad lo han convertido en uno de los destinos turísticos más populares de África.

cascadas de África

 

8. Cataratas Boyoma

Las cataratas Boyoma, conocidas también como Cataratas Wagenia o Stanley, son un conjunto de siete cascadas que se extienden durante más de 100 kilómetros sobre el río Lualaba, cerca de Kisangani, en la República Democrática del Congo. Tienen una altura de 61 metros. En la parte más baja de las cataratas el Lualaba se convierte en el río Congo. Una línea de ferrocarril salva el desnivel que presentan las cataratas y que impide la navegación fluvial, uniendo de esta forma las ciudades de Ubundi y Kisangani.

9. Cataratas Maletsunyane

Estas cataratas se encuentran en plena África, muy próximas a la cordillera de Drakensberg, en Lesoto, un estado independiente y un paraje natural único. El impresionante contraste entre la piedra y el chorro de agua supone una visión de incomparable belleza que no olvidarás jamás. Y es que su intensa fuerza, sobre una cornisa de basalto del periodo Triásico-Jurásico, forma una impresionante nube de agua.

Sus 192 metros de altura la convierten en la segunda cascada más alta del Sur de África, solamente superadas por las Cataratas de Tugela. Cualquier época del año es un buen momento para visitarlas, aunque en invierno están cubiertas por una fina  capa de hielo, ofreciendo una imagen muy distinta, pero igualmente espectacular, que la que puede verse el resto del año. Para contemplarlas, solamente hay que realizar un bello recorrido de cinco kilómetros desde Semonkong.

cascadas de África

 

10. Cataratas Murchinson

Las cataratas Murchinson, situadas en el Parque Nacional del mismo nombre, están compuestas por unos impresionantes saltos de agua que caen a casi 50 metros de altura. Tal es su belleza y grandiosidad que no es de extrañar que consiguieran inspirar al mismísimo Ernest Hemingway para escribir su novela Las verdes colinas de África, más verdes que nunca en este bellísimo rincón del continente. No es difícil llegar hasta ellas, pero es necesario coger una embarcación río arriba y realizar un pequeño trayecto a pie.

cascadas de África

About the Author

Responder

*

Viajes Etnias

Viajes Etnias

Agencia de viajes e itinerarios turísticos
Calle Sevilla s/n Pinto, Madrid 28320
Phone: 916 987 143
Viajes Etnias
Calle Sevilla s/n Pinto, Madrid 28320